De Quinta de Tilcoco.

Jorge con niñosValoración se hizo en el seminario Comparte Educación de Fundación Integra, que se efectuó recientemente en Santiago.

La experiencia educativa del Jardín Infantil Las Abejitas de Quinta de Tilcoco, centrada en el personaje denominado “Jorge”, fue reconocida como la más destacada por su calidad, impacto y aporte de la Región de O’Higgins.

Lo anterior en el marco del recientemente finalizado seminario Comparte Educación de Fundación Integra, instancia que reunió a 140 representantes de jardines infantiles y salas cuna de todo el país, donde durante tres días compartieron las experiencias educativas de calidad que realizan en sus establecimientos.

La cita tuvo por objetivo destacar la valiosa labor que hacen a diario los equipos educativos para entregar una educación inicial de calidad a niños y niñas. Estas experiencias educativas, que se enmarcan en los pilares aprendizaje, bienestar y trabajo con familias y comunidad, serán recopiladas en un libro de experiencias que llegará a todos los jardines infantiles.

Fue en el marco del trabajo con familias y comunidad en el que precisamente destacó la Región de O’Higgins con la exposición que hiciera la directora del establecimiento de Quinta de Tilcoco, Patricia Molina, en torno a “Jorge”, un muñeco fabricado por los propios niños, niñas y los apoderados del jardín infantil. 

JORGE: UNA CREACIÓN COLECTIVA

El jardín Las Abejitas se encuentra enmarcado en un contexto rural con niños y niñas de nivel heterogéneo, con familias participativas y cooperadoras con las cuales se deseaba fortalecer el rol parental, participar en las experiencias y actividades de los niños y niñas directamente en estas, de forma presencial o apoyando desde el hogar.

Así es como nace el proyecto que dio vida a “Jorge”, una creación colectiva de un personaje que interviene en la rutina del jardín junto con la familia de los niños y niñas.

Su construcción comenzó con un cojín con dos botones (los cuales simbolizaban  dos ojos), el cual fue presentado a los niños y niñas, quienes iniciaron una serie de preguntas como si es niño o niña y cuál era su nombre.

Es entonces donde se inicia una lluvia de ideas surgiendo nombres como “Ben10” o “Cars” entre otros. Finalmente aparece “Jorge” que es aportado por de dos de los padres de las niñas que asisten al jardín, quienes a su vez convencieron al resto de sus compañeros para votar por el.

            Una vez definido el nombre se explicó que “Jorge” necesita de toda la comunidad del establecimiento para crecer y por ello inició un peregrinaje por las casas de los niños y niñas cada fin de semana en la cual junto con sus familias comenzaron a “regalarle” algo que él necesitara (ojeras para escuchar, boca para hablar etc.).

Así cada familia realizó un aporte por fin de semana, por ejemplo: se agregó la boca y con la que se le puede enseñar una canción, orejas que deben ser lavadas; cabellera negra, que debe cuidar y que le servirá para que no pase frío; o una nariz con la que puede oler, etc.

Ya completado su cuerpo Jorge fue invitado a las celebraciones y fiestas cambiando su vestimenta según la ocasión o la estación del año. También realizó visitas que lo llevaron fuera de los límites de su Quinta de Tilcoco natal y fue así como visitó la oficina regional de Integra en Rancagua.

Sin embargo la cúspide de su periplo por el mundo exterior, vino de la mano de su presentación como experiencia educativa en el seminario Comparte Educación, donde destacó por ser una de las mejores exposiciones a nivel país.

Así aprovechó de fotografiarse con las autoridades nacionales de Integra, como también en sitios como La Moneda o Plaza Italia, todo con el fin de relatar sus experiencias a los niñas y niños que le dieron la vida.