En su primera Cuenta Pública Participativa, la autoridad adelantó los desafíos de la institución para los próximos años, entre los que destacan la simplificación del sistema de postulación a los fondos de cultura, combinando ventanilla abierta todo el año con convocatorias anuales, y la instalación de una plataforma web que centralice la información relativa a la cartelera artística y cultural de todas las regiones.

El recién inaugurado Teatro Regional del Biobío, en Concepción, fue el escenario escogido por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio para entregar la primera Cuenta Pública Participativa desde la creación de la nueva institucionalidad. Esto representa una muestra del interés de la actual administración por la descentralización y por el gran objetivo de lograr que en cada una de las regiones del país, las culturas y las artes se conviertan en motor activo del desarrollo humano.

Así lo destacó la titular de la cartera, Alejandra Pérez Lecaros: “Solo de esa manera conseguiremos reducir las brechas de acceso y participación que hoy existen en el país, particularmente aquellas que se reproducen de acuerdo con las diferencias socioeconómicas y territoriales.

Junto con relevar los avances alcanzados en el último año, la secretaria de Estado anunció una serie de medidas, como “la instalación de una agenda cultural local por área artística, para que cada región pueda construir de forma descentralizada y desconcentrada una agenda pertinente que cubra las necesidades e intereses de todos sus habitantes; la elaboración de Planes Nacionales de Difusión de las obras de artistas, mediante un trabajo permanente con los centros culturales y galerías regionales; y la conexión por fibra óptica de una red nacional de espacios culturales, de modo de facilitar la transmisión en línea de los contenidos entre las regiones”. Asimismo, adelantó que se creará una plataforma web que centralice toda la información relativa a la cartelera artística y cultural de las regiones del país.

La ministra dijo, además, que “se impulsará un sistema de cofinanciamiento de la programación cultural entre el Ministerio, el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), municipios y mundo privado, y se fomentará, también, la difusión de las obras de artistas nacionales más allá de los museos, centros culturales y galerías, para instalarse en espacios públicos”.

Agregó que se realzarán los liceos artísticos del país, reconociendo su labor y fortaleciendo los procesos pedagógicos artísticos-culturales que ellos promueven. “La formación de audiencias es una labor a la que este Ministerio se abocará con fuerza, pues sabemos que no hay arte sin público y porque estamos convencidos de que traer el arte a nuestras vidas nos ayuda a reflexionar y a tener una vida más plena”, enfatizó.

Para la promoción de la creación artística, la ministra Pérez anunció que se simplificará el sistema de postulación a los fondos de cultura, combinando ventanilla abierta todo el año con convocatorias anuales. “Para ello, se reorganizará el sistema de postulaciones por área artística y sub-área de desarrollo, entendiendo por esto que existen fondos que financian instancias artísticas concretas, mientras que otras de más larga duración o extensión posterior a la obra, requieren de un financiamiento adicional o paralelo. Además, velaremos porque las reglas básicas de transparencia se cumplan durante todo el proceso de evaluación y adjudicación”, recalcó.

Junto con ello, dijo que “se impulsará la Beca Chile Crea, que permitirá a estudiantes de carreras artísticas y gestión cultural iniciar su formación de postgrado o realizar actividades formativas en Chile y en el extranjero; se creará además una unidad ministerial de derechos de autor, recogiendo así una demanda permanente de los artistas nacionales, y en el segundo semestre se enviará un proyecto de ley que actualice los requerimientos actuales de la Ley de Monumentos Nacionales, que data de 1970”.

Con el objetivo de proteger y salvaguardar el patrimonio en cada rincón de nuestro país, se creará un Plan Nacional de Puesta en Valor y Salvaguarda del Patrimonio Material e Inmaterial, mediante una coordinación interministerial con el Servicio Nacional de Turismo y el Ministerio de Educación, y se revisarán posibles nuevas postulaciones de declaratoria de patrimonio inmaterial ante Unesco. Entre ellas, la ministra adelantó que está previsto realizar la presentación del expediente sobre alfarería de Quinchamalí a la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de Unesco.