El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) inició una misión de observación en la zona de sacrificio de Quintero-Puchuncaví, en la Región de Valparaíso, para constatar en terreno las eventuales vulneraciones a los derechos humanos que generaría la actividad productiva de las empresas instaladas en el territorio.

La visita se inició el martes 11 de septiembre y culminará el viernes 15, con la presentación de un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, a través del que el INDH solicitará medidas al Estado de Chile para resolver el conflicto y para resguardar el respeto de los derechos humanos de los habitantes de Quintero-Puchuncaví.

Un grupo de funcionarios y funcionarias del INDH, liderados por la directora nacional Consuelo Contreras, y por el jefe regional de Valparaíso, Fernando Martínez, se encuentra entrevistando a un amplio  grupo de actores locales, de manera de establecer un panorama objetivo respecto de la situación socioambiental en que se encuentra la zona, que desde hace semanas está en crisis.

La agenda de entrevistas y visitas contempla reuniones con organizaciones comunitarias y ciudadanas para conocer cómo les ha afectado la contaminación; con autoridades como el Alcalde de Quintero, Mauricio Carrasco; con directivos del Hospital de Quintero y de centros de salud de Puchuncaví para recibir detalles de casos de personas afectadas; con autoridades de establecimientos educacionales de la zona; con sindicatos de pescadores y de las empresas que operan en la zona; y una visita al Parque Industrial para observar in situ las operaciones de las empresas.