Tres acciones judiciales fueron anunciadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos: una querella por el homicidio de Camilo Catrillanca; una segunda acción por la obstrucción a la investigación que habrían protagonizado los carabineros que participaron del operativo que culminó con la muerte del joven mapuche; y una tercera por el homicidio frustrado del adolescente mapuche de quince de 15 años M.A.P.C. que acompañaba a Catrillanca al momento de su muerte y que observó todo el suceso.

Estas se suman a la querella por las torturas que habría sufrido M.A.P.C. tras ser detenido en el marco del operativo del denominado Comando Jungla de Carabineros de Chile, formalmente conocido como Grupo de Reacción Táctica.

Respecto de esta última acción judicial que fue presentada en conjunto con la Defensoría de la Niñez, hoy el Juzgado de Garantía de Collipulli acogió la medida de protección solicitada por ambos organismos ordenando “la prohibición de acercarse a la víctima el menor de iniciales M.A.P.C. en términos violentos, por parte de Carabineros de Chile, en especial a FFEE de Pailahueque, y que todas las notificaciones, actuaciones o diligencias en la presente causa deberán ser realizadas por personal de la Policía de Investigaciones de Angol”.

Nuevas querellas

Respecto a la presentación de estas tres querellas, Consuelo Contreras, directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, señaló que “nuestro principal interés en su presentación es que se realice una investigación exhaustiva y rigurosa para que se sepa toda la verdad respecto de estas violaciones de derechos humanos y se sancionen a las personas responsables”.

También afirmó que a través de ellas “buscaremos que se adopten todas las medidas que correspondan para proteger al adolescente M.A.P.C., puesto que el Estado debe resguardar su seguridad y que no sea objeto de medidas que le puedan generar una re victimización. No podemos olvidar, además, que el Derecho Internacional de los Derechos Humanos le brinda a este adolescente una protección reforzada por tratarse de un niño y, además, por pertenecer a un pueblo indígena”.

Rodrigo Bustos, jefe de la Unidad Jurídica Judicial del INDH, complementó que “estamos presentando querellas por homicidio, puesto que todos los antecedentes de los que disponemos muestran que el nivel de uso de la fuerza por parte del personal de Carabineros podía concluir con la muerte de alguna de las víctimas, lo que finalmente ocurrió”.

Bustos agregó que “la querella por obstrucción a la investigación está vinculada con la destrucción de la tarjeta de memoria de una de las grabaciones efectuada por un funcionario de Carabineros que participó en los hechos. Consideramos que, junto con investigarse y sancionarse estos hechos, se deben tomar las medidas para que no se vuelvan a repetir conductas como esta que debilitan nuestro Estado de Derecho”.

Cabe recordar que cuatro de los carabineros que protagonizaron el procedimiento fueron dados de baja, por haber destruido el material audiovisual de una de las cámaras que grabó los hechos. Esto luego de haberse conocido públicamente otras versiones que hablaban de que el procedimiento no habría sido registrado.

Respecto de la querella por el homicidio de Catrillanca, el INDH basa su presentación en que “tratándose de disparos perpetrados por agentes estatales (funcionarios de Fuerzas Especiales de Carabineros) por la espalda, impactando una bala en la parte posterior de la cabeza de Camilo Catrillanca, lo que le habría producido la muerte, sumado al hecho de que hubo cambio de munición de balines de goma a balas de plomo, da cuenta de datos duros y objetivos que llevan a proponer la presentación”.

Labor del INDH en el caso

Desde el momento de recibir la noticia de la muerte del comunero Catrillanca, el INDH a través de su Sede regional de La Araucanía acompañó a la familia en las diferentes diligencias que se han llevado a cabo.

Primero se apersonó en la Comisaría de Collipulli para entrevistarse con las personas detenidas en el marco del caso, entre ellas M.A.P.C. de quien se obtuvo el relato de los hechos y los antecedentes claves que han marcado los pasos del caso. Luego participó en la audiencia de control de detención de M.A.P.C. ocasión en su fue declarado ilegal su arresto.

En paralelo participó de la autopsia de Camilo Catrillanca, en la diligencia de observación ocular del suceso facilitando la presencia de la Policía de Investigaciones y del Ministerio Público a través del fiscal especial mandatado. También fue parte de la reconstitución de escena de los eventos y de la toma de declaración a los carabineros implicados en el caso.