En la mañana de este Jueves en el Tribunal de Garantía de Rengo se realizó la formalización de la persona que en el día de ayer agredió a un médico del  Centro de Salud Familiar (CESFAM) Rienzi Valencia de Rengo, durante la formalización el Juez determino dejar en Libertad al imputado, con medida cautelar, orden de alejamiento y 60 días para la investigación.

Hasta este tribunal llegaron médicos , directivos de CESFAM  y departamento de salud de Rengo además de una delegación de miembros de la federación regional de funcionarios de la salud, hasta el lugar también llego la primera autoridad comunal, quien en conferencia de prensa manifestó su rechazo a este tipo de acción en contra de los funcionarios de CESFAM y cualquier estamento público, también en las afueras del tribunal fue abordado por la madre del imputado la cual le conto su versión de los hechos, ante esto el alcalde se comprometió a conversar con ella  en su oficina , pero en lo jurídico será el tribunal quien determine  la gravedad del hecho.

Por su parte los médicos presentes en el tribunal de rengo solicitaron a la autoridad, implementar un plan de protección, que les brinde mayor seguridad  para realizar su trabajo con la comunidad, junto a esto entregaron una declaración pública.

DECLARACIÓN PÚBLICA DE MEDICOS CESFAM RIENZI VALENCIA DE RENGO:

Los médicos que suscriben, todos trabajadores del CESFAM Dr. Rienzi Valencia González de la comuna de Rengo, nos manifestamos en contra de los hechos de violencia ocurridos el día de ayer 23 de enero en contra del colega Dr. Francisco Chila Moreira, por parte de un usuario, en dependencias de nuestro centro de desempeño laboral y declaramos lo siguiente:

Reconocemos a la Atención Primaria de Salud como la base y pilar fundamental del sistema de Salud Pública y reconocemos que se trata de un sector que trabaja al debe con las necesidades de la población, existiendo falta de horas médicas y dificultad para su aumento por falta de estructura, generando sobrecarga a los profesionales que en ella nos desempeñamos, y generando disconformidad en la población usuaria.

Rechazamos todo hecho de violencia ejercida desde los usuarios a los funcionarios de la Salud Municipal, que somos la cara visible de las falencias de un sistema que por años ha sido desplazado a un segundo plano por los gobiernos de turno, pese a conocerse el grado de necesidad en el que se encuentra.

Decidimos frente a este hecho, suspender la atención médica el día de hoy, como medida de protesta frente al ambiente de inseguridad y de exposición en el que trabajamos día a día.

Exigimos la conformación de un equipo que se encargue de trabajar un Plan para la seguridad del personal.

Exigimos aumentar el número de guardias de seguridad capacitado que atiendan este tipo de situaciones.

Exigimos la instalación de un sistema de botones de alerta en cada lugar de atención de personas, que se pueda activar en caso de suceder hechos de violencia, así como la instalación de cámaras de seguridad en los sectores de mayor afluencia de público.

Solicitamos tomar las medidas necesarias para optimizar la atención, tales como aumentar las horas de atención médica, mejorar los rendimientos de los profesionales y mejorar el sistema de consecución de horas.