El actual Código de Aguas separa la propiedad del agua de la propiedad de la tierra, lo que impacta directamente a los habitantes rurales que no poseen los derechos de aprovechamiento consuntivo del agua que corre por sus propios terrenos, esto se agrava más por la actual sequía que está viviendo  el País fundamentalmente  la región de O’Higgins.

Una grave situación comienza a vivirse en la cuenca del rio claro de Rengo, hace algunos días , agricultores , pequeños agricultores  y usuarios, recibieron el comunicado N° 7 emanado desde la junta de vigilancia primera sección del rio claro que señala lo siguiente:

REF: EVACUACION CRITICA A FIN DE TEMPORADA 2019-2020. EMBALSE LOS CRISTALES

Estimados señores, mediante la presente, debido a la crítica disponibilidad de agua que disponemos en Embalse los Cristales, hemos dispuesto la siguiente estrategia de evacuación con el fin de alargar  lo más posible la disponibilidad de agua, en este caso no tan solo para riego, sino también pensando en ese “caudal ecológico” que da respuesta a la bebida de animales y pequeños huertos a saber.

1.-) VOLUMEN EMBALSADO al día 21 de Enero  2020 es de 3. 643 .300 M3 con una recuperación de 0,10 m3/seg.

2.-) EVACUACION: A partir de este Lunes 27 de Enero /2020. Será de Lunes: 3,5M3 por 8 horas.

Martes a Jueves 3 M3/seg por 8 Horas.

El comunicado agrega en este ítem lo siguiente: Esta evacuación nos permitirá poder aportar agua al rio claro hasta el 16 de Marzo 2020 aproximadamente.

3.-) REVISION EVACUACION: Se revisara con la comisión la situación de riego y volumen embalsado a mediados de Febrero, para revisar algún cambio que nos permitiese poder alargar la evacuación atendiendo las necesidades de todos los regantes y comunidad en general.

Firma: Junta de vigilancia 1ª sección del rio claro de Rengo concluye el comunicado.

Ante lo anterior grandes  y medianos agricultores, como también empresas de la agro industria, tomando las providencias del caso, han acumulado agua en tranques particulares, la situación se agrava para los pequeños agricultores que tienen dos o menos acciones o derechos de agua, lo que en la actualidad les permite regar su huerto una vez a la semana  y tan solo por una hora.

En nuestro país, el Código de Aguas de 1981 considera este vital elemento como un bien nacional de uso público y a su vez un bien económico que puede ser transable en el mercado. Esto significa que el agua se reconoce como un patrimonio colectivo de todos los chilenos, sin embargo su aprovechamiento y gestión quedan amparados por las garantías constitucionales del derecho de propiedad y bajo los criterios del mercado.  El Código de Aguas establece dos tipos de derechos de aprovechamiento de agua: el uso consuntivo y el uso no consuntivo. El uso consuntivo se refiere al consumo de aguas que no pueden ser reutilizadas (p.e. agricultura, minería, industria y consumo humano) y el uso no consuntivo se solicitan para utilizar el agua y luego devolverla al curso de origen en la misma cantidad y calidad (p.e. hidroelectricidad y piscicultura).