La crisis económica desatada por la pandemia está causando estragos: el covid 19 ha tenido un efecto demoledor en la sociedad Chilena y aún más en las pymes.

Es el caso de francisco Sepúlveda y Angélica Campos, ellos llevan 15 años con su pyme corderos Pumanque  promoviendo la carne de cordero, sana y natural para el consumo familiar.

Esta actividad económica de esta  pyme, fue abruptamente interrumpida por la llegada del covid 19, ya que debido a la prolongada cuarentena en la región metropolitana, estos vieron suspendidas sus ventas y entregas a  una cadena de clientela ubicada en esta región fundamentalmente restaurantes.

Ante esta situación  Francisco  en una decisión familiar, decidieron apoyar con cordero a diversas iniciativas sociales en diversas comunas aledañas , por ejemplo para las cocinas solidarias de Rengo ha entregado importante  aporte con cazuela de cordero , lo mismo ha hecho para Pichilemu y otros sectores de la región de O’Higgins, en donde  cientos de personas de un día para otro se han visto abocadas a la penuria absoluta porque sus empleos se han  perdido de la noche a la mañana, además en muchos otros casos las familias se han visto afectadas por regulaciones temporales de empleo, viendo en muchos casos reducirse sus salarios o despedidos por efecto de la pandemia.

Mucha gente se ha visto irremediablemente abocada a pedir comida para subsistir, como última barrera antes del hambre Por ello,  francisco  y su familia  están poniendo su granito de arena, repartiendo  entre los más necesitados su trabajo y patrimonio provenientes de la solidaridad  familiar.

Por ello desde nuestra redacción  queremos agradecer el noble gesto de Corderos Pumanque en espacial a Francisco, por el apoyo brindado para las cocinas solidarias de Rengo ,y también a otras de la Región.