Funcionarios de la salud de Cachapoal son destacados por su Buen Trato

  • Son trabajadores de hospitales y de atención primaria de la provincia de Cachapoal que se han caracterizado por entregar una atención más cercana y humanizada.

Rancagua, 02 de diciembre de 2020.-  “Es aún más importante, en un año como éste, hacer un reconocimiento público a nuestros  funcionarios que han sido escogidos por sus propios pares por el buen trato, en cada una de las instituciones que representan. El buen trato es una de las tareas más importantes que debemos tener los servidores públicos, para poder ser empáticos con nuestros usuarios”. Con estas palabras, el director del Hospital Regional LBO, Dr. Fernando Millard, dio inicio a la ceremonia donde el Servicio de Salud O’Higgins (SSO) reconoció a 23 funcionarios pertenecientes a la Red Asistencial y Atención Primaria (APS) de la Provincia de Cachapoal, por su compromiso y entrega de buen trato.

En la actividad, efectuada en el Hospital Regional, la autoridad del recinto destacó que este reconocimiento “nos sirve además para que los usuarios nos estimen como institución. El buen trato abre las puertas de nuestra institución, muestra una cara bonita y alegre. Ayuda también a bajar la angustia de nuestros pacientes y usuarios. Nosotros a través del buen trato podemos bajar esa ansiedad y demostrarles que haremos nuestros mejores esfuerzos para recuperar su salud».

Este significativo reconocimiento resalta a estos 23 funcionarios por cultivar el buen trato con el usuario, a través de una atención ejemplar, más cercana y humanizada, y por ello, el SSO realizó esta ceremonia, que se replicará en Rengo (reuniendo a los recintos de la Carretera de la Fruta), Santa Cruz (a recintos de la provincia de Colchagua) y Pichilemu (a recintos de la salud de Cardenal Caro), dando un total de 63 funcionarios destacados.

Durante la premiación, fue el funcionario del Cesfam de Machalí, César Gómez, quien a nombre de los homenajeados agradeció el estímulo, indicando que «toda mi vida me he atendido yo y mi familia en el servicio público, por tanto sé lo que significa estar detrás del mesón. Es una cosa de empatía, colocarse en el lugar del otro, reemplazar un no como respuesta, por un intentar llegar a una solución. Sobre todo se trata de escuchar a las personas. El reconocimiento de hoy es muy importante, ya que nunca pensé que me podrían destacar por la función que realizo, ya que es mi trabajo y lo hago con todo el compromiso posible».

Los 23 funcionarios homenajeados fueron Maureen Jiménez, del CESFAM Lo Miranda; Gloria Vásquez, del CESFAM 1 de Rancagua; Gabriel Jorquera, del CESFAM de Coltauco; Ana Verónica Maibbe, Flor Díaz, Ana Díaz, Manuel Suárez, del Hospital Regional LBO; Paz Solange Díaz, del CESFAM N° 3 de Rancagua; Erwin Gajardo, del CESFAM Doñihue; Janette Jorquera, del CESFAM Requínoa; Luis Rojas y Héctor Maldonado, del Cesfam 4 de Rancagua; Fernanda Duarte del CESFAM Codegua,  Rodrigo García del CESFAM 2 de Rancagua; Stever Fuentes del CESFAM de Mostazal; Ginette Márquez, del CESFAM 6 de Rancagua; Nathalí Cáceres, del Hospital de Graneros; Ignacio Rojas, del Hospital de Coinco; Carla Cantillana, del CECOSF Santa Teresa; Wilma Pinto, de la posta de salud rural de Coya; César Gómez, del CESFAM Machalí y, Angélica Flores, del Cesfam de Olivar. A ellos se sumaron un reconocimiento muy especial a todos los funcionarios del CESFAM 5 Juan Chiorrini de Rancagua.