Niños y apoderados celebraron inauguración del remodelado Jardín Infantil del Hospital de Rengo 

Gracias al esfuerzo conjunto entre la Dirección del Servicio de Salud O’Higgins, el Hospital de Rengo y los apoderados, se inauguró el remozado Jardín Infantil y Sala Cuna “Manos de Colores”, el cual recibe a diariamente a los hijos de funcionarios del establecimiento de salud de la provincia de Cachapoal. 

Cada mañana la Técnico Dental, Alejandra Ramos llega con sus dos pequeños, Guillermo de 8 y Martín de 3 años, al jardín Infantil del Hospital de Rengo, asegura que para su familia el establecimiento educacional representa un gran beneficio, es por eso que celebró la inauguración de las mejoras realizadas. “Si nuestros hijos están bien, nosotros como funcionarios podemos brindar un mejor servicio a la comunidad, porque estamos seguros y confiados que a ellos no les pasará nada”. Igualmente, agradeció la gestión del Servicio de Salud y del hospital por promover espacios confortables y cómodos para los niños. 

La remodelación del jardín “Manos de Colores” corresponde a un esfuerzo mancomunado entre los recursos aportados por los apoderados y el hospital,  y contempló un  arreglo general en pintura, la compra de mobiliario, material didáctico y educativo, juegos infantiles, la reparación de áreas de mudados, reparación de grifería, instalación de cerámicas en pisos y muros, entre otras cosas.

Durante la ceremonia de inauguración, el director del Servicio de Salud O’Higgins  destacó que  el jardín infantil del establecimiento se ha transformado en un eje de bienestar para los funcionarios, y aseguró  que “estamos haciendo importantes esfuerzos por cambiar la cara a la salud en nuestra región, pero esto también ha sido pensado para nuestros funcionarios y sus familias. Sabemos lo importante que son estas mejoras, ya que permitirán que los trabajadores desempeñen sus labores con más tranquilidad, ya que sus hijos cuentan con un espacio más seguro y confortable”.

Asimismo destacó el interés por parte del Gobierno de invertir en este tipo de obras, las que permiten brindar mayores oportunidades, tanto a los niños como a los trabajadores de la salud. “Estamos contentos de entregar una de las obras más sentidas por los funcionarios del hospital de Rengo, como es contar con un espacio educativo para sus hijos. Desde la Dirección de Salud estamos trabajando para fortalecer esta área y hemos priorizado estas obras por el alto impacto que significa en el desempeño de las funciones de quienes trabajan en nuestra red asistencial”, comentó.

En este sentido, el director del Hospital de Rengo, Osvaldo Pontigo aseguró que “estamos trabajando para que nuestros funcionarios estén contentos y tranquilos, que las mamás que hoy tienen hijos en este jardín puedan trabajar sin presión y puedan saber que mientras los niños estén al interior del establecimiento estarán bien cuidados”.