CNR_ Riego tenificado grav (1)Asimismo, la autoridad de la Comisión Nacional de Riego recalcó que “contamos con las compuertas telemétricas más modernas de Sudamérica,  hemos mejorado más de 700 kilómetros de canales y se han embalsado cerca de 4,5 hectómetros cúbicos en micro-embalses”.

Santiago, miércoles 10 de julio de 2013.- En el marco del ‘Seminario Iberoamericano sobre Ecoinnovación, EIMA 2013’, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego (CNR) del Ministerio de Agricultura, Felipe Martin, enfatizó que a través de la Ley 18.450 estamos apoyando cada vez más obras que incorporen energías renovables no convencionales (ERNC), sistemas de telemetría, calidad de aguas y proyectos de acumulación como microembalses.

“La Ley de Fomento al Riego nos ha permitido avanzar fuertemente en tecnificación a nivel nacional. A partir del 2014 vamos a tener el 50% de la superficie regada, en Chile, tecnificada gracias a esta Ley de Fomento al Riego, y eso nos deja muy contentos”, sostuvo.

Asimismo, destacó que “contamos con las compuertas telemétricas más modernas de Sudamérica,  hemos mejorado más de 700 kilómetros de canales y se han embalsado cerca de 4,5 hectómetros  cúbicos en micro-embalses”.

Pese a ello, afirmó que en la actualidad el país requiere de una herramienta que nos permita fomentar  desarrollos de un conjunto de personas, como organizaciones de usuarios, en canales o sistemas de embalses completos.

“Tenemos una Ley que permite justamente incentivar la gestión  privada, pero hasta un monto de 30.000 UF. El Presidente Sebastián Piñera, junto al Ministro de Agricultura, Luis Mayol, firmó la modificación a la Ley 18.450 –hoy en el Congreso-, cuya finalidad es elevar el techo de financiamiento a 250.000 UF, ya que gran parte de las obras que se requieren tienen un valor mucho mayor”, puntualizó.

Por lo pronto, recordó que se ha priorizado un plan de 16 embalses al 2020, que permitirá aumentar en 1.200 hectómetros cúbicos el volumen embalsado, y está funcionando “el primer piloto de infiltración de napas subterráneas en La Ligua, uno de los sectores más críticos a nivel nacional”.