Chimbarongo 2Los consejeros regionales se dirigieron a las comunas de Paredones, Pumanque, Chimbarongo y Graneros donde votaron a favor del aumento de fondos para estos proyectos largamente esperados por la comunidad.

La comisión de Cultura del Consejo Regional (CORE) realizóeste martes y miércoles sus sesiones en terreno para conocer en profundidad los proyectos de restauración de las iglesias de Paredones y Chimbarongo, y de reposición de las parroquias de Pumanque y Graneros, las que se vieron severamente afectadas por el terremoto de febrero de 2010.

El objetivo fue además escuchar a los propios vecinos y autoridades comunales, quienes expresaron su anhelo por ver nuevamente en pie estos recintos. Los consejeros realizaron la votación respectiva en cada comuna, aprobando por unanimidad de los integrantes presentes los cuatro aumentos de recursos.

El consejero regional Manuel Barrera, presidente de la mencionada comisión, expresó que “fue muy grato haber aprobado proyectos para la reconstrucción de estas iglesias y me deja muy conforme porque estamos haciendo, como nos ha pedido nuestra Presidenta Michelle Bachelet, el Gobierno en terreno”. 

Por su parte, el vicepresidente de Cultura, Felipe García-Huidobro, dijo que con este recorrido “nos dimos cuenta de la inquietud que debe haber sentido la comunidad por esta venida del Consejo, porque de esto dependía que se aprobaran los recursos para la reconstrucción de lo más simbólico que puede tener un pueblo, un templo de oración”.

La primera visita fue a Paredones donde las obras se encuentran en plena ejecución. Pero, los fondos no fueron suficientes porque, al comenzar la restauración de la Parroquia Nuestra Señora de las Nieves, se encontraron fallas de estructura que no se esperaban. Así, del monto aprobado por el CORE en agosto de 2012 ($717.594.000), se pidió un incremento para poder finalizar.

El alcalde Sammy Ormazábal expresó estar “muy contento por el respaldo y agradezco a los consejeros regionales que estuvieron muy compenetrados en el tema, recorrieron la iglesia y han visto lo que nos falta. Así que con esto vamos a poder terminar de buena forma este hermoso proyecto”.

Luego, los consejeros se dirigieron a Pumanque donde sesionaron junto a los vecinos, quienes aplaudieron la aprobación para reponer la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, que se cayó totalmente tras el sismo. Debido a que las licitaciones para restituir este templo quedaron desiertas con los recursos previamente entregados, se solicitaron ahora $403.890.000 para concretar esta iniciativa.

El alcalde Francisco Castro valoró la visita en terreno de los consejeros y aseguró que “estamos felices como comunidad porque esto no sólo lo celebran quienes son cercanos a la iglesia católica, sino todos, porque es un verdadero ícono arquitectónico y representa la historia de la comuna, ya que, en las zonas rurales, los pueblos nacen en torno a su iglesia”.

Posteriormente, el CORE llegó a Chimbarongo donde visitaron la Parroquia San José, que hoy cuenta sólocon la fachada y pilares interiores en pie. Aquí ocurrió la misma situación que en Pumanque, por lo que de los recursos que fueron autorizados por el Consejo en septiembre de 2012, se necesitaban sumar $622.852.000.

Al respecto, el alcalde Cosme Mellado manifestó que la aprobación era “un sueño esperado y un anhelo que tenía la comunidad de Chimbarongo, especialmente los feligreses y el cura párroco Robinson Piña que con tanto entusiasmo había estado a la espera de este momento crucial. Creo que esta sesión en terreno de los consejeros, que fue con mucha participación y compromiso, fue algo histórico para nuestra comuna”.

Finalmente, hoy la comisión de Cultura visitó Graneros para interiorizarse sobre la iniciativa de reposición de la Parroquia Inmaculada Concepción de La Compañía. Debido al mismo contratiempo en las licitaciones, el proyecto no ha podido desarrollarse, razón por la cual la comunidad se mostró feliz de que aprobaran el incremento de $387.494.000.

El alcalde Claudio Segovia afirmó que esto “va a significar la concreción de un sueño, ya que el 27 de febrero de 2010 nos dejó sin un patrimonio clave para la identidad de Chile. Hoy podemos recuperarlo gracias al aporte del Consejo Regional, lo que nos tiene muy contentos porque este templo le sirve no sólo a La Compañía, sino a toda la región”.