Los cursos que se impartieron se desarrollaron en las zonas afectadas por las heladas de septiembre de 2013, con el propósito de fomentar su inserción laboral y aumentar sus condiciones de empleabilidad.Foto certificación Codegua (1)

Hasta las dependencias del Liceo Alberto Hurtado de San Francisco de Mostazal, llegó la gobernadora de Cachapoal, MirenchuBeitía, el senador de O’Higgins Juan Pablo Letelier, el diputado del distrito 33 Ricardo Rincón y el consejero regional Oscar Ávila, para participar de la certificación de tres cursos del Programa de Capacitación Agrícola de Sence O’Higgins.

Los cursos que se impartieron estaban dirigidas a trabajadoras del sector agrícola que se vieron afectadas por las heladas de septiembre pasado, con el propósito de fomentar su inserción laboral y aumentar sus condiciones de empleabilidad.

En la oportunidad se certificaron a mujeres que participaron en tres cursos distintos; “Logística Administrativa”  con 19 alumnas, “Manejo de Cultivos de Hortalizas al Aire Libre e Invernaderos”  con 20 alumnas, y  “Supervisión de las Operaciones de Higiene y Sanitización en Plantas Agroindustriales”  con 20 alumnas.

Tras la certificación, la gobernadora de Cachapoal, MirenchuBeitía, quien manifestó que “tengo una sensibilidad especial, porque esta es mi comuna, yo vivo acá, y de una u otra manera conozco la realidad de la mujer que vive en Mostazal, la cual es muy trabajadora, temporera y muy esforzada, que trabaja principalmente para juntar plata para el invierno, para la compra de útiles escolares y uniformes para sus niños, algo que no impide que también siga trabajando en su casa”.

“Nuestra comuna se caracteriza porque han llegado de otras regiones del país y eso ha impactado de una u otra manera en el empleo, así que la capacitación es algo súper importante y por eso uno siempre las está motivando a que lo hagan”, sostuvo la gobernadora de Cachapoal.

Además, destacó que “uno de los principales apoyos del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet va en línea con la capacitación y es por eso que el programa  +Capaz, va a permitir precisamente que más mujeres lo consigan, no solamente para ellas, sino que para sus hijos, sus familias, con herramientas que les permitirá tener un mejor trabajo, mejorando su calidad de vida extendiéndola para asegurar mejores oportunidades para sus hijos”.

Asimismo, el diputado Ricardo Rincón, quien participó de la ceremonia, manifestó que “es destacable ver esta cantidad de mujeres que tienen vocación de surgir y ver cómo buscan oportunidad laboral. No por nada esto refleja una realidad de nuestro país, que cuando una mujer levanta $1 prácticamente termina en la familia y no podemos decir lo mismo de los varones, aun cuando hacen un aporte importante”.

En ese sentido, destacó que siempre son quienes demuestran “una disposición para capacitarse, para poder tener más oportunidades, para emprender, para buscar mejores horizontes laborales o derechamente una fuente laboral”.

El director regional (PT) de Sence O’Higgins, Cristian Pavez, sostuvo que “es importante ver, conocer el impacto que generan los programas y cursos que se imparten a través del Sence, ya que se puede tener el real sentido de lo que se busca, dar más oportunidad y ampliar la posibilidad a que más mujeres puedan acceder a una mejor calidad de vida”.

“Sin duda este tipo de ceremonias confirman que los programas que se ejecutan están destinado según las necesidades de los usuarios y es por eso que continuaremos trabajando para que esto pueda llegar a más comunas y así el número de beneficiadas siga creciendo”, enfatizó la autoridad regional.

Entre las certificadas destacó la señora María Luzmenia Pereira de 60 años, quien participó del curso “Manejo de Cultivos de Hortalizas al aire libre e invernadero”. “Nos gustaría que el curso siguiera avanzando, ya que para varias esta fue la primera vez en que participábamos en algo así y nos gustó mucho. El curso duró 160 horas o sea como un mes y medio, pero sentimos que pasó muy rápido y esperamos que más adelante esto se pueda repetir con más cursos”.

Sobre el impacto en sus vidas, señaló que “fue un cambio grande, porque ahora nosotros hacemos la plantación de nuestros propios tomates, de lechugas, yempezamos con los huertos para nosotras, pero la idea es poder después unirnos para venderlo y así tener ganancias de esto”.

Por último, añadió que “ahora que terminó el curso me siento con ganas de seguir aprendiendo, de seguir capacitándome y ojalá que esto lo hagan otras mujeres, porque es mucho lo que se crece como persona”.