En el Tribunal de Garantía de Rancagua se interpusieron las acciones legales que buscan perseguir a quienes resulten responsables de los hechos acontecidos durante este mes y garantizar el orden público y seguridad en la Región. 

querella 2Hasta el Tribunal de Garantía de Rancagua llegó el Intendente Regional, Juan Ramón Godoy Muñoz, para interponer dos querellas contra quienes resulten responsables de los  desórdenes que recientemente  han alterado el orden público y seguridad de la ciudad.

Como es de público conocimiento, desde el 21 de julio del año 2015 se han llevado a efecto diversas manifestaciones en las ciudades de Rancagua y Machalí vinculadas a distintas reivindicaciones laborales por parte de  supuestos trabajadores de empresas subcontratistas de Codelco, las cuales terminaron ayer con quema de buses y barricadas.

En estas circunstancias, es obligación del Intendente de la Región invocar la norma más adecuada según los antecedentes que se tienen en esta etapa, que persiga la sanción respecto de aquéllos que perturben de modo grave y violento el normal desarrollo de las actividades nacionales, laborales e industriales afectando el orden púbico. Con ello se pretende proteger el adecuado y oportuno ejercicio de los derechos de la gran mayoría de los chilenos.

El Intendente señaló que “como Gobierno hemos presentado dos querellas, en la primera de ellas, se invoca la Ley de Seguridad del Estado, en relación a los hechos acontecidos donde tuvimos quemas de buses en la vía pública y eso afectó directamente la seguridad tanto de los trabajadores como de cada una de las familias que viven en la Región de O´Higgins”.

“Lo que buscamos es que estos hechos de violencia sean perseguidos, así como quienes resulten responsables, pero por sobre todo el llamado es al diálogo, aquí hay demandas de los trabajadores pero eso tiene una vía directa de comunicación y no es a través de la violencia”, sostuvo.

En cuanto a la segunda querella, esta dice relación con los hechos acontecidos el  29 de julio de 2015,  cuando siendo las 7:20 hrs. aproximadamente, personal de Fuerzas Especiales de Carabineros de Rancagua fueron alertados que dos sujetos se encontraban en la intersección de calle Joaquín con calle Sauzal, rociando con un bidón al parecer de un líquido de tipo combustible, una reja del cierre perimetral colindante con el Hospital Fusat, por lo que personal policial procedió a controlar y detener a ambos sujetos.

Cabe señalar que los trabajadores de los sindicatos del Hospital Fusat, de la isapre y de Intersalud asociados a Federación de Trabajadores de la Salud del Cobre (Fesalco) comenzaron una paralización sumándose al llamado nacional que realizó la Coordinadora de Trabajadores del Cobre.

En esta acción judicial  es contra quienes resulten responsables como autores, cómplices o encubridores, por el delito de Infracción al artículo 14 D de la Ley 17.798 sobre control de armas,sin perjuicio de todo otro delito que se acredite en el curso de la investigación.