foto en sala LetelierSenador Letelier hace uso de la palabra y realiza un fuerte llamado a establecer mejores relaciones laborales de una vez por todas.

Con 22 votos a favor y 14 en contra, la Sala del Senado aprobó la idea de legislar en torno a la Reforma Laboral, ello a pesar del voto negativo y en bloque por parte de la oposición, argumentando que “esta es una mala reforma” apelando a mantener el actual sistema de trato entre empresas y sindicatos.

Fue en este marco en que el Presidente de la Comisión de Trabajo, Senador Juan Pablo Letelier realizó un enérgico discurso en torno a “un hecho histórico que queremos sacar adelante para beneficio de miles de trabajadores y trabajadoras”.

“Hace 100 años el derecho colectivo en materia laboral era un delito, gracias a lo ocurrido en el siglo XX recién las fuerzas productivas fueron ganando derechos. En los 70 teníamos en Chile sindicatos únicos, negociación por rama y sindicalización campesina obligatoria, todo ello quebrado por el golpe militar que tenía como propósito un sistema refundacional, por ello nace el plan laboral, quitándole fuerza a los trabajadores y los sindicatos, quitarles fuerza e impedir paridad entre empresa y trabajadores”, sostuvo Letelier.

Asimismo, dijo que “esta Ley se discute para ser un tremendo avance, nuestro modelo laboral es único en el mundo. La libertad tiene tres pilares fundamentales en materia laboral: libertad sindical, negociación colectiva y derecho a huelga, una triada que no se puede romper. Hoy nos ponemos al día con las obligaciones internacionales y la OIT.”

“Cuando decimos que queremos emparejar la cancha, esta reforma es fundamental para ello”, añadió.

Cabe señalar que la iniciativa legal tiene entre sus puntos más destacados el modificar los procedimientos de negociación colectiva, sustituyendo el Libro IV del Código del Trabajo, ampliando la cobertura a dicho proceso a los trabajadores sujetos a contrato de aprendizaje, a los de obra o faena transitoria y aquellos que no tengan facultades expresas de representación y administración de la empresa.

Además, se reconoce al sindicato como sujeto principal de la negociación colectiva en representación de sus afiliados, y se amplía su derecho a información sobre la situación económica de la empresa.Igualmente, se consagrael concepto de piso de la negociación y contemplar en el marco de la negociación colectiva el acuerdo sobre condiciones especiales de trabajo.

Por último, entre sus hitos está el reconocer el derecho a huelga y prohibir el reemplazo de los puestos de trabajo de los trabajadores en huelga, junto con establecer la figura de los servicios mínimos y de los equipos de emergencia.