logo_pdcLa Junta Regional de la región de O’Higgins del Partido Demócrata Cristiano, integrada por la Directiva Regional, Presidentes Distritales y comunales, Parlamentarios, Alcaldes y Concejales, Consejeros Regionales, representante de la mujer y de la juventud, ante los últimos hechos acontecidos en nuestra región, que afectan especialmente a las comunas de Las Cabras, Litueche y La Estrella, al pretenderse concretar la instalación de una planta criadora de cerdos, donde la contaminación, el agotamiento del recurso hídrico y el estancamiento del desarrollo turístico será una absoluta realidad, declaramos:

Proteger nuestro entorno y a nuestra comunidad ha sido, es y será nuestro sentido de estar día a día aportando desde la Democracia Cristiana a la construcción de nuestro país. Olvidar aquello es alejarse de los principios y valores que inspiran nuestro accionar y a su vez es traicionar a aquellos que hicieron su vida en base a ellos. 

Sostenemos que nuestras comunas, nuestra región y nuestro país deben ser encaminadas al progreso, pero no hay progreso sin conceptos claves como justicia social, equidad y responsabilidad. Es este último el que hoy toma una importancia preponderante ya que dicha responsabilidad no solo debe manifestarse en cuanto al ser humano, sino que también en cuanto a nuestro entorno, es decir, no hay responsabilidad sin desarrollo sustentable. 

Es en relación a lo anterior que manifestamos nuestra más profunda decepción tras lo ocurrido el día lunes 17 de enero durante la sesión de la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de O’Higgins, en la ciudad de Rancagua, presidida por el Intendente Juan Ramón Godoy, ocasión en la cual fue rechazada la solicitud de invalidación de la Resolución de Calificación Ambiental presentada por vecinos y organizaciones del sector pero respaldada por algunas de nuestras autoridades demócrata cristianas. La decisión de dicho comité da luz verde a la instalación de una nueva planta de cerdos en el sector de Quebrada Honda, comuna de La Estrella. Es por esto que exigimos al señor Intendente hacerse responsable de su decisión política que afecta la confianza de la ciudadanía para con la Presidenta de la República, nuestro Gobierno y los Partidos políticos que lo componen. 

Rechazamos esta decisión tomada por el Intendente Juan Ramón Godoy, quien con su voto rechazó la solicitud de la comunidad traicionando con esto al pueblo que día a día confía en nuestra labor. El intendente es quien debe explicar su forma de actuar, la cual se aleja y no se condice con las necesidades de la sociedad ni tampoco con lo esperado de nuestras autoridades. 

Es nuestro deber también, señalar que valoramos y destacamos la actitud, argumentación y votación de los SEREMIS Pablo Silva Arriagada (Obras públicas), José Guajardo (Agricultura), Maximiliano Solís (Salud subrogante), Leonor Díaz Salas (Minería) y Claudia Díaz Morales (Desarrollo social) quienes aprobaron la solicitud de invalidación presentada por la ciudadanía. 

A su vez rechazamos el comportamiento del Ministro de Medio Ambiente Pablo Badanier, quien con sus opiniones vertidas sobre el tema y su manifiesta intención de justificar la actitud del Intendente de nuestra región ha excedido sus facultades ministeriales y a su vez ha desconocido la necesidad de cautela que los vecinos de la zona afectada han declarado por su entorno. Todos los abajo firmantes respaldamos las declaraciones de nuestros camaradas Ricardo Rincón (Presidente regional y Diputado de la República), Bernardo Cornejo (Consejero Regional por Cardenal Caro) y Gabriel Palma (Presidente regional Juventud Democracia Cristiana) quienes han exigido al Intendente que se haga responsable y de las explicaciones necesarias a la comunidad afectada. Dicho respaldo se debe a que como Junta estimamos que aquello es lo mínimo que se le puede exigir a una autoridad que debiese plasmar el pensar y sentir de un Gobierno compuesto por partidos políticos que siempre estarán del lado de los más necesitados. 

Esta Junta reafirma el compromiso con el pueblo de Chile y por sobre todo con los habitantes de nuestra región, comprometiéndonos con la ciudadanía a impulsar y apoyar todo tipo de acción que apunte a invalidar el proyecto antes mencionado, siempre y cuando estas no entorpezcan el orden público y las buenas costumbres.

San Vicente de Tagua Tagua, 23 de enero de 2016