Gran revuelo se esta provocando en la comuna de Pichidegua y Palmilla en la region de O’Higgins, por proyectos de embalses  de agro industrias , un proyecto de embalse ya esta aprobado, y se trata del embalse las posesiones  que esta ubicado en la comunidad de Santa Irene comuna de palmilla, frente a esto ya la comunidad esta organizándose para impedir que se concrete  esta construcción, ya que ven amenazada su agua, agua que en gran parte beneficia a pequeños agricultores.
Otro proyecto emblemático es el proyecto que se encuentra hoy en  proceso de calificación en servicio de evaluación ambiental, hay que destacar que ambos proyectos solo fueron ingresados con declaración de impacto ambiental, segun los vecinos por la magnitud de estos proyectos debieran haber sido ingresado con estudio de impacto ambiental, no se explican por que el SEA (servicio evaluación ambiental) permitió la admisibilidad de estos al sistema evaluación.
Otra molestia de los vecinos del Salto tiene que ver que este jueves 12 de Agosto El director del Servicio de evaluación ambiental invito a una Reunión en terreno a los seremis miebros del concejo evaluador a una visita en terreno, además a esta reunión se invito al representante de agroindustria que presento el proyecto, pero no así  a la comunidad, lo que a significado un gran descontento y desconfianza por parte de los vecinos  ya que temen  el mismo resultado de embalse las posesiones de Santa Irene, frente a esto también la comunidad a comenzado a movilizarse para ser escuchados y detener este embalse que según ellos amenaza el futuro hídrico del territorio afectando principalmente al pequeño agricultor y la agricultura familiar.
Carta de una vecina de El salto, en protesta al proyecto embalse El salto, nos cuenta como su calidad de vida se ha visto empeorada desde la llegada de la agroindustria :
¡¡¡Hola!!! Soy de la comuna de Pichidegua, de una localidad rural llamada El Salto de Almahue, cuyo nombre de origen es por un hermoso salto de agua a una poza que nadie a podido nunca verificar su profundidad. Enclavada entre cerros, en la altura; existe allí desde siempre, fue parte de la antigua y extensa “Hacienda Almahue” por ello nuestra identidad como “El Salto de Almahue”. El lugar de la poza está lleno de misterio, leyenda e historia.
Hoy este lugar está siendo vulnerado y nuestra comunidad campesina también está siendo afectada, es por esto que estamos preocupados por un proyecto presentado por la Empresa Garcés (Agrícola HGE SPA), para construir allí un embalse de gran magnitud.
Esta empresa no conoce la historia de nuestro sector, ya que lleva sólo algunos años; han llegado a alterar y transformar nuestro suelo; es muy doloroso para las familias con más de 100 años como habitantes saltinos.
Poco tiempo atrás, cuando las lluvias eran abundantes, desde el sector de la poza bajaba gran afluente de agua, provocando aluviones de agua y piedras de las quebradas con tal fuerza, que rompía los muros del canal, llegando con toda la fuerza y magnitud a nuestras viviendas, inundando hasta un metro de alto nuestras casas.
Cuando llovía nadie dormía porque estaba el temor y la incertidumbre de las “avenidas”, como le llamaban al aluvión, tomando en cuenta que en ese tiempo los cerros estaban forestados, con un suelo compacto y firme no se erosionaba. Hoy no es así, la empresa a deforestado descontroladamente los cerros para sus monocultivos de cerezos, según se indica en todas las documentaciones, estos son alimentados con recursos hídricos de acciones del Canal Almahue; pero la realidad es otra.
¡Drenaron, taparon y emparejaron todas las acequias y desagües que pasaban por su predio; construyeron pozos profundos, redireccionando estas aguas a 3 de sus 4 tranques, que poseen para almacenar “sus aguas”, cortando el flujo a las acequias que continuaban para la producción de pequeños huertos familiares y para la diversidad de flora y fauna del valle!
Como sus predios quedan a los pies del cerro, han intervenido varias vertientes, destinándolas al almacenamiento de sus tranques, ¡Aguas que ya no llegan a las napas subterráneas! ¡Aguas que son de todos!
Con este atentado han secado las norias que tanto costó conservar a algunos vecinos, ya que cuando obtuvimos el agua potable rural, pasaron casa a casa censando las norias, con la ordenanza de tapiarlas, ya que el derecho de napas subterráneas no es libre, nos decían que alteraríamos el flujo del agua potable; quienes consiguieron continuar con sus norias debieron pagar el derecho al uso(doméstico) de esas aguas.
Pregunto ¿Quién controla estos desafortunados eventos a estas empresas?
Porque desde que llegaron con un compromiso de fuente laboral, da la impresión que fue a cambio de sumisión, ya que dependemos de sus actividades diarias.
No podemos programarnos libremente en épocas de fumigación.
Todas nuestras viviendas están separadas de sus predios, sólo por el ancho del camino local.
Pasan por nuestras casas avisando sobre la fumigación, pero este “aviso” hay que firmarlo, en el caso de que no firmes, el trabajador tiene la orden de dejarte ese aviso en la puerta.
Avisan el químico por cualquier eventualidad.
Te advierten el cuidado de mascotas.
No se debe tender ropa.
No deben salir los crónicos, enfermos, etc.
¡Ese aviso es absurdo! ya que sabemos y sentimos que nada ni nadie puede estar expuesto a esa nube toxica. Además, sabemos que aceptando o negándonos al aviso, este será aplicado igualmente.
Cuando se aplican estas fumigaciones podemos observar, que poco queda en sus plantas cercanas al camino, ya que, desde la máquina, el viento lleva toda la nube tóxica directo a las viviendas.

Existía en el sector gran variedad de flora y fauna en acequias y desagües del valle, como peces, ranas, sapos, mejillones, coipos, muchos insectos; como olvidar las aves, ya no se observan pájaros, codornices, perdices, tórtolas, loicas, jilgueros, picaflores y , las abejas muriendo.
¿Podemos aún preguntarnos la causa?
No hay agua a la vista.
No hay arboles donde anidar.
Espacios que ya no existen por la toxicidad en sus aplicaciones.
Hoy nuevamente arremetida y con más agresividad, por un atentado ambiental a toda especie y biodiversidad de nuestras tierras y nuestras vidas.
“El proyecto es construcción de un embalse aledaño a la poza, llenado en invierno con aguas lluvias y afluente del Canal Almahue; con el compromiso, además, de relocalización de algunas especies de cactus y plantas en suelo similar y en su respectiva época. ¡Es irrisorio y molesto escuchar esto! – porque el cerro ya fue arrasado, deforestado, preparado y, luego de esto presentan el proyecto.”
Incertidumbre y certeza es el recurso de aguas que se utilizarán para el llenado de dicho embalse.
Pregunto ¿Alimentar el embalse con agua del canal?
Entonces ¿Por qué ya tienen en esa zona pozos profundos “de estudio” para captación y verificación de afluentes y diversas vertientes, que con certeza serán intervenidas como también lo será el afluente que emerge de la poza, esas aguas que más abajo se sumergen a las napas subterráneas?
Es evidente que éstas serán utilizadas para el embalse y, no surtirán las napas que abastecen la población del valle.
Durante el tiempo que han estado haciendo estas faenas o “estudios” en el cerro, el pozo del agua potable ha bajado el nivel del agua en 2.50 metros, por lo tanto, además de la localidad de El Salto de Almahue, también serán afectadas las localidades de Los Yuyos y de Unión Almahue, ya que son abastecidas por este pozo las 3.
¡No podemos permitir que continúen deforestando cerro para plantar, menos para construir un embalse!
¡Ya estamos en un peligro inminente! ya que, si una lluvia abundante erosiona el desnudo suelo, producirá de inmediato un aluvión; sería devastador, ya que hoy las aguas no tienen cauces a seguir; acabaría con nuestro valle por completo, al igual que algún accidente en el supuesto embalse; porque debemos recordar que somos un país sísmico; esto sumado al impacto ambiental que sería dañino para la flora y fauna de nuestros cerros
Como comunidad estamos perdiendo nuestra identidad, con la intervención de la poza y la prohibición de visitar el lugar.
También acabaría con las pocas aguas subterráneas que nos quedan.
¡No a la construcción del embalse!
¡Si al cuidado de nuestro suelo!
¡Si a la protección de nuestra tierra!
¡Si al respeto por la vida!
¡Sí a la vida!
¡¡¡NO AL EMBALSE EL SALTO, IMPACTO AMBIENTAL, SOCIAL Y CULTURAL!!!