A LAS COMUNIDADES, GRUPOS E INTEGRANTES PARROQUIALES

Ya casi comenzamos las actividades pastorales oficialmente y comenzamos el año 2022 con una guerra contra Ucrania; «Toda guerra deja nuestro mundo peor de lo que lo encontró. La guerra es un fracaso de la política y de la humanidad, una rendición vergonzosa, una derrota frente a las fuerzas del mal» (+Francisco).
Este miércoles rezaremos juntos por la paz del mundo y especial de nuestros hermanos ucranianos, iniciaremos la Cuaresma 2022 con el miércoles de Cenizas, signo que nos prepara a entrar en un camino de conversión y transformación personal.
San Pablo nos habla de un kairós, un tiempo propicio para sembrar el bien con vistas a la cosecha. ¿Qué es para nosotros este tiempo favorable? Ciertamente, la Cuaresma es un tiempo favorable, pero también lo es toda nuestra existencia terrena, de la cual la Cuaresma es de alguna manera una imagen. Con demasiada frecuencia prevalecen en nuestra vida la avidez y la soberbia, el deseo de tener, de acumular y de consumir, como muestra la parábola evangélica del hombre necio, que consideraba que su vida era segura y feliz porque había acumulado una gran cosecha en sus graneros (cf. Lc 12,16-21) (+Francisco).
La Cuaresma nos invita a la conversión, a cambiar de mentalidad, para que la verdad y la belleza de nuestra vida no radiquen tanto en el poseer cuanto en el dar, no estén tanto en el acumular cuanto en sembrar el bien y compartir.
Estos 40 días nos invitan a no decaer: No nos cansemos de orar. No nos cansemos de extirpar el mal de nuestra vida con el ayuno; No nos cansemos de hacer el bien en la caridad activa hacia el prójimo. El ayuno prepara el terreno, la oración riega, la caridad fecunda.
Iniciamos junto a esta experiencia de fe, la “Cuaresma de Fraternidad” con el lema: “CHILE TIENDE LA MANO A LAS FAMILAS VULNERABLES”. Cada uno de ustedes recibirá un sobre o una cajita para colaborar, hagamos que este gesto se multiplique entre la familia y los vecinos de nuestro barrio.
Nos encontraremos este miércoles a las 20 hrs, en lo de Lobos y en nuestra Basílica.
Dios nos regale un año lleno de entrega y compromiso para con los más pequeños.

P. Esteban Monsalves a.a.
Párroco y Rector